ENVEJECIMIENTO


 

El envejecimiento puede definirse como la acumulación de todos los cambios involutivos e irreversibles que se producen en un organismo con el paso del tiempo y que llevan a fallos homeostáticos incompatibles con la supervivencia. El estudio del envejecimiento se complica por el fenómeno conocido por envejecimiento diferencial, pues no todos los sujetos envejecen al mismo ritmo, ni todos los órganos y sistemas del mismo sujeto se deterioran simultáneamente.

Un organismo manifiesta envejecimiento cuando decrece su vitalidad y cuando proporcionalmente aumenta su vulnerabilidad. El envejecimiento es un proceso irreversible.

Los mecanismos que dan lugar a las manifestaciones de envejecimiento se resumen en la disminución paulatina tanto de la población celular como de la actividad metabólica de cada célula. En los organismos superiores hay un proceso regulador encaminado a garantizar la supervivencia, aminorando las consecuencias del déficit acaecidos. El organismo viejo se diferencia del joven mediante el enlentecimiento de unas funciones y la desaparición de otras y por la elevada incidencia de enfermedades.

Actualmente parece ser más adecuado entender el proceso del envejecimiento, como una combinación de diversas causas, que son secundarias al proceso de diferenciación celular. De esta forma, las células diferenciadas tienen que distribuir una cantidad limitada de la energía, que obtienen a través de la respiración mitocondrial, entre la reparación y la función de las propias células.

 

Algunas modificaciones internas son:

  • Disminución del peso y volumen de órganos y tejidos.
  • Retraso en la división, diferenciación y crecimiento celular.
  • Disminución gradual del número total de células.
  • Pérdida de agua intracelular.
  • Aumento del tejido adiposo.

 

Modificaciones externas:

  • Envejecimiento de la piel. Pérdida de elasticidad e hidratación.
  • Envejecimiento del cabello. Disminución en la velocidad de crecimiento y ausencia de melanina en le folículo piloso (canas).
  • Envejecimiento de las uñas. Comienzan a endurecerse y a presentar estrías longitudinales.
  • Envejecimiento óseo. Pérdida de masa ósea y desmineralización: osteoporosis primaria o senil.
  • Envejecimiento muscular: Pérdida gradual de fuerza muscular con pérdida de masa muscular y aumento de tejido adiposo.
  • Envejecimiento articular: Pérdida del cartílago articular dejando en contacto las superficies óseas que al rozar producen dolor, inflamación y disminución de la movilidad  provocando cambios estructurales en la articulación.
  • Y así el envejecimiento ocurre en cada uno de los sistemas: circulatorio, genitourinario, digestivo, respiratorio y nervioso.

 

A pesar de que el envejecimiento es irreversible, sí podemos hacer cosas. Podemos acompañar la vejez de cada uno de nuestros amigos cuadrúpedos para que tengan una vejez sin dolor sin un arsenal de medicamentos. Hoy en día tenemos herramientas para reducir dolor y tener a nuestras mascotas en buenas condiciones para prepararlos para estas etapas. Gracias a la Fisiatría veterinaria,  Acupuntura, Homeopatía y dietas naturales podemos  promover una adecuada salud geriátrica. Los invito a leer la sección de Rehabilitación o Fisiatría y acupuntura.